miércoles, 10 de diciembre de 2008

Un año.

En este momento, quiero decirte tantas cosas, tantas que se agolpan, no se dejan salir entre si, se topan entre ellas, es lo que hace que el silencio en el primero momento haga su aparición.

Y es que quiero decirte demasiado, lo que no te he dicho de cerca, cuando sólo me nubla la felicidad de tenerte a mi lado, y todo parece bañarse de pétalos rosados, como cuando en esa esquina ese árbol de cerezo empezó a arrojarnos sus pétalos como si hubiera alabado lo que sentimos.
¿Cuánto tiempo juntos? Miles, son miles de años pero sigues siendo el mismo, reservado, algo misterioso, de afable compañía y algo tímido, siempre protegiéndome aunque a veces eso es imposible, cosas que sólo dependen de mi, pero siempre estás ahí, es lo único que necesito para ser fuerte.
No hemos cambiado mucho, para nada, desde ese entonces, nuestro amor se ha vuelto trascendente.

En esta vida, cumplimos 1 año juntos, pero como dijiste, pudieron ser mas, paveando con nuestros propios fantasmas no pudimos darnos cuenta que la felicidad estaba tan cerca.

Tantas cosas han pasado este año, cuanto hemos sobrepasado, las dificultades no han sido menores, he tenido miedo, mucho, pero doy gracias de haber podido ser fuerte, no volver a ser una niña, es porque te amo, y no voy a dejarte por nada del mundo, eres quien he estado esperando y soñando, eres mi paz, mi bendición, la caricia de Dios en esta Tierra.

Si contigo me siento como en un montón de algodón de dulzuras, no es necesaria ninguna entretención, sólo estar contigo es suficiente, nada me falta, todo tiene sentido, finalidad, la vida es buena, se hace perfecta, es nuestro santuario, lo que hemos construido es un refugio para nuestros pensamientos y emociones.

Gracias por ser mi amigo, hermano, padre, amante este tiempo, cuidarme y respetarme, estar en las buenas y con mas fuerza en las malas, tu atención hacia mi es constante, por querer tal cual soy, por aguantarme tantas veces, por hacerme sentir bella, por ser mió, por ser tuya, gracias eternas.

Quiero volar donde tu estés y hacer un nido en un árbol de cerezos, donde la primavera nunca termine.

Te amé, te amo y te amaré.
Que así sea.

Crédito a la imagen de Solid & etc

1 comentario:

  1. wooo ermoso lo que escribes y me acabas de dar la inspiracion que nesecito gracias ne verdad.

    ResponderEliminar